Conócenos

Somos Paloma y María, hermanas, madrileñas y firmes convencidas de que nuestras abuelas tenían razón: el amor entra por el estómago. No sólo eso, hoy, gracias a la ciencia, sabemos que la salud también.

En 1991 un accidente de tráfico hizo que casi perdiéramos a nuestra tercera hermana. Ayudarla a superarlo nos unió e hizo más fuertes. Milagro, superación, trabajo infinito… llamadlo como queráis. Aurora tiene muchas secuelas que implican que aún requiera muchos cuidados especiales tanto físicos como psicológicos.

Años más tarde, nuestros padres también sufrieron el paso del tiempo y diversas enfermedades, así que también debían contar con cuidados especializados.

Llegó un punto en el que decidimos dejar de sufrir por no ser capaces de atender debidamente a nuestros padres y hermana, y en vez de luchar con cada nueva persona o empresa que contratábamos para apoyarnos, creamos nuestra propia empresa para asegurarnos que el servicio prestado cumple con las necesidades reales de las personas que requieren asistencia y también las de sus familias. Tras años estudiando y trabajando en cada detalle para brindarte lo mejor, nace FORMACUÍDA.

Nuestra misión es conseguir que todas las personas vulnerables sean cuidadas en su propia casa, donde han pasado los momentos más felices de su vida y tienen todos sus recuerdos.

El compromiso de FORMACUIDA es cuidarlos con la máxima excelencia, prestando servicios personalizados según las necesidades de cada familia. Nuestro amor por la cocina comenzó cuando eramos pequeñas acompañando a nuestra madre al mercado y ayudando a nuestro padre que tenía una huerta donde cultivaba todos los productos de temporada.

Nuestra madre era muy buena cocinera e hizo despertar nuestro interés sobre la dieta mediterránea y la cocina saludable. Esto hace que nos llevemos las manos a la cabeza viendo las grandes diferencias que existen entre lo que nos gustaría que comieran nuestros mayores cuando les atienden y lo que realmente comen.

Por ello, vamos a formar a las personas que cuidan personalmente en el domicilio a cocinar rico, sano y fácil. Estamos seguras de que como dice Laura Esquivel en “Como agua para chocolate” el estado de ánimo de la persona que cocina se transmite y cocinar da felicidad a los demás cuando el resultado merece la pena. Hemos realizado diversos cursos de cocina saludable y diferentes elaboraciones que darán buena prueba de ello.

Otro objetivo por nuestra parte es cuidar del estado de salud mental de las personas que cuidan en una profesión muy poco reconocida e imprescindible para que nuestros seres más queridos estén bien atendidos. Somos coaches certificados por la Universidad Pablo de Nebrija y parte del trabajo que haremos para asegurar la excelencia de nuestros servicios, estará enfocado en asegurar el bienestar de las personas que cuidan, dándoles todas las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo con amor y profesionalidad.