Ayudas dependencia Madrid

Las ayudas a la dependencia en Madrid están configuradas para garantizar que aquellas personas que, por un motivo u otro, no pueden cuidar correctamente de sí mismas, y necesitan la asistencia de un tercero, puedan contar con la misma.

Este tipo de ayudas están reconocidas en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, y son gestionadas por las comunidades autónomas.

Qué es la dependencia

Se entiende que existe dependencia cuando una persona sufre una pérdida de autonomía a nivel físico, intelectual o sensorial, ya sea por la edad, por una enfermedad, un accidente o a consecuencia de una discapacidad. De modo que requiere la asistencia de terceros para poder llevar a cabo actividades básicas del día a día como asearse, vestirse, comer, etc.

El objetivo de las ayudas es aportar un conjunto de servicios y prestaciones a quienes están en situación de dependencia, mejorando su calidad de vida y la de su familia, garantizándoles en todo caso la protección y atención necesaria.

Requisitos para ser reconocido en situación de dependencia

Para poder acceder a las ayudas a la dependencia en Madrid, hay que conseguir primero el reconocimiento oficial de las situaciones de dependencia, lo que requiere cumplir los siguientes requisitos:

  • Necesitar atención de otra u otras personas para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria.
  • Residir de forma legal en territorio español y haberlo hecho durante cinco años, dos de los cuales deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. Si el dependiente es un menor de cinco años, este período de residencia legal no se le exige a él sino a quien ejerce su guarda y custodia. Tratándose de emigrantes retornados, no hace falta cumplir con estos plazos.
  • Residir en la Comunidad de Madrid en el momento de presentar la solicitud de la ayuda.

Ayudas dependencia Madrid

Cómo solicitar la dependencia

La dependencia permite acceder a servicios como la asistencia domiciliaria. Pero esto no es posible hasta que no se obtiene el correspondiente reconocimiento administrativo de esta situación.

En el caso de la Comunidad de Madrid, los trámites pueden hacerse de manera presencial o por medios electrónicos a través del ayuntamiento del municipio en el que la persona dependiente esté empadronada.

Una vez cursada la solicitud, la Dirección General de Atención al Mayor y la Dependencia se pondrá en contacto con el interesado para establecer una cita para hacer la valoración.

Cómo se realiza la valoración

Los menores de tres años son valorados por personal médico en el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI), utilizando la escala de valoración específica (EVE). A través de ella, se mide la capacidad que tienen los niños para realizar actividades básicas como sujetar la cabeza, andar solos o fijar la mirada. Es una valoración que no tiene carácter permanente y que se revisa de oficio periódicamente.

Los mayores de tres años son valorados en su domicilio por profesionales especializados. Se tienen en cuenta los informes previos relativos a la persona con dependencia, el entorno en el que vive y, si existen, las ayudas técnicas, prótesis y órtesis prescritas.

En su caso, se aplica el baremo de valoración de la situación de dependencia (BDV), que mide la capacidad que tienen las personas para llevar a cabo por sí mismas las actividades básicas de la vida diaria, y el nivel de apoyo de otra persona que requieren.

Grados de dependencia

Grado 1

Es una dependencia moderada que implica que la persona necesita ayuda para hacer las actividades diarias al menos una vez al día, o que su necesidad de apoyo es intermitente. Por ejemplo, alguien que solo requiere ayuda para asearse o para limpiar la casa.

Grado 2

Es una dependencia severa que implica que quien la padece necesita ayuda para realizar las actividades básicas de la vida al menos dos o tres veces por día, pero sin requerir una dedicación plena por parte de su cuidador.

Grado 3

En el ámbito de la gran dependencia se encuadran todos aquellos que necesitan cuidados constantes para todas las actividades del día a día, por carecer totalmente de autonomía física, intelectual, mental o sensorial.

Qué ayudas y prestaciones económicas se pueden solicitar

Prestaciones económicas a la dependencia en la Comunidad de Madrid

La prestación económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF) depende del grado de dependencia que se haya reconocido.

Con el grado 1, se reciben 153 euros al mes. Con el grado 2, entre 201,59 y 268,79 euros al mes. En el grado 3, la ayuda oscila entre 290,73 y 387,64 euros mensuales.

Existe, además, una prestación económica de asistencia personal (PEAP) que se otorga para financiar los servicios de personal profesional dedicado a la asistencia a personas dependientes. En este caso, quienes tienen reconocido un grado 1 de dependencia reciben 300 euros al mes. Entre 300 y 426,12 euros quienes están en el grado 2, y entre 429,04 y 715,07 euros al mes en los casos de grado 3 de dependencia.

Quienes tienen contratada una empresa privada para la asistencia al dependiente pueden obtener la prestación económica vinculada al servicio (PEVS), que oscila entre 300 y 715,07 euros al mes.

Servicios de asistencia

En cuanto a los servicios de asistencia, son los siguientes:

  • Teleasistencia.
  • Ayuda a domicilio.
  • Centros de día.
  • Residencias.

Las ayudas a la dependencia en Madrid buscan mejorar la calidad de vida de quienes se encuentran en esta situación, y aliviar la carga que supone a nivel económico y personal para su familia tener que cuidarles. De ahí que las prestaciones sean tanto económicas como de carácter asistencial. Si quieres trabajar en este sector, contacta con Formacuida y comienza hoy mismo a prepararte.

Etiquetas