Ayudas para contratar empleadas de hogar

Las empleadas del hogar son uno de los sectores más vulnerables de nuestro país. Bien se trate de trabajadoras por cuenta ajena o propia como de personas que desempeñan esas obligaciones en núcleos familiares, suele ser un perfil poco retribuido desde el punto de vista económico y con grandes problemas de estabilidad laboral. Por ello, administraciones públicas como la Comunidad de Madrid o el Servicio Público de Empleo (SEPE) lanzan ayudas para contratar empleadas del hogar o mejorar su situación. Analizamos cómo son estas subvenciones, cómo y cuándo pedir las ayudas y qué requisitos se deben cumplir. Contacta con nosotras si quieres saber más al respecto.

Hasta 4000 euros para contratar a empleadas del hogar en Madrid

El gobierno autonómico de la Comunidad de Madrid ha lanzado recientemente unas ayudas para quienes cuentan con cuidadoras o limpiadoras en casa.

Es una medida que pretende asistir a las familias que necesitan ese apoyo en sus domicilios y, a la vez, estabilizar la situación de un sector profesional que suele trabajar en unas condiciones muy complejas tanto por el tipo de contrato como por los sueldos.

Este programa de incentivos está pensado tanto para aquellas personas que cuidan a menores de 12 años como a grandes dependientes o ancianos, con ayudas de hasta 4000 euros.

El objetivo es que este dinero se destine a sufragar los gastos del personal contratado que lo haya estado, de manera legal, durante el año anterior a la presentación de la solicitud.

El propósito, además, es estabilizar estos puestos, que suelen suponer grandes cargas económicas para quienes los necesitan en su día a día, subvencionando lo equivalente a las cuotas de la seguridad social del empleado. Y todo ello con una cantidad económica que podría aumentar en el caso de familias monoparentales o en las rentas inferiores a 20 000 euros.

Ayudas para contratar empleadas de hogar

Un ingreso mensual de 500 euros a las encargadas de sus familias

Las subvenciones directas que ofrecen desde la Comunidad de Madrid no son las únicas ayudas que actualmente pretenden proteger al colectivo de empleadas del hogar.

En ese sentido, el Servicio Público de Empleo cuenta con un programa que pretende subvencionar con hasta 500 euros al mes a las empleadas del hogar que trabajan en su propio entorno o a aquellas trabajadoras que han perdido el contrato que tenían en otras casas.

Conscientes de la precarización de este sector, al que se dedican tres millones de mujeres en España, el SEPE ha lanzado esta prestación que busca proteger a aquellas personas que asumen el rol de cuidadoras en su casa y que inevitablemente dependen económicamente de sus parejas o familias.

Se trata, por tanto, de una ayuda a trabajadoras del hogar que no trabajan por cuenta propia o ajena en casas de terceros, sino para quienes desempeñan esta labor en sus hogares o no están trabajando en el momento de la solicitud.

Hasta 11 meses puede alargarse esta inyección económica que está considerada como una Renta Activa de Inserción y busca fomentar, proteger y mejorar la independencia de este colectivo.

Cómo y cuándo pedir las ayudas para contratar empleadas de hogar

Como ocurre con cualquier trámite relacionado con las administraciones públicas, tanto las ayudas de la Comunidad de Madrid como las que ofrece el servicio nacional de empleo cuentan con unos plazos para pedir las ayudas.

Cómo y cuándo solicitar la subvención de la Comunidad de Madrid

Las ayudas de la Comunidad de Madrid son para las familias con personal del hogar contratado durante el año anterior a la convocatoria. El ejecutivo regional, por tanto, podrá abonar estas subvenciones a aquellas familias que hayan establecido relaciones laborales con empleadas del hogar durante 2022.

La solicitud se realiza en la sede electrónica de la Comunidad de Madrid y el plazo para presentar la documentación necesaria para obtener el ingreso termina el próximo 30 de agosto de 2023.

Cómo y cuándo solicitar la ayuda del SEPE

Las ayudas públicas del Servicio Nacional de Empleo están activas de manera continua, ya que el objetivo es que todas las personas que se encargan de cuidar sus domicilios o están en paro puedan obtener una inyección económica que les permita una mínima independencia.

Si se cumplen los requisitos mínimos para optar a esta Renta Activa de Inserción —detallados a continuación—, se puede solicitar el pago mensual durante los once meses establecidos en las propias oficinas del Servicio de Empleo Público o en la sede virtual del mismo SEPE.

Requisitos para solicitar las ayudas

Al tratarse de dos convocatorias distintas y con unos beneficiarios objetivos diferentes —en un caso, familias con trabajadoras contratadas y en otro mujeres que se encargan de los cuidados de su entorno—, los requisitos para solicitar las ayudas varían de una a la otra.

Requisitos para obtener la ayuda para el servicio doméstico en Madrid

La ayuda madrileña requiere que los trabajadores y las familias que lo soliciten cumplan las siguientes condiciones mínimas para optar a la subvención.

  • La relación laboral debe igualar o superar, al menos, los 58 días laborales durante 2022. Además, la jornada de las empleadas reflejada en el contrato debe ser a tiempo completo.
  • El trabajo se debe llevar a cabo en el domicilio del empleador, donde viven sus hijos o personas mayores y dependientes a cargo. Y este debe estar situado dentro de la Comunidad de Madrid.

Cumpliendo estos requisitos mínimos, cualquier persona puede solicitar estas ayudas para contratar a empleadas del hogar, para las que este año se han reservado dos millones del presupuesto público anual de la autonomía.

Requisitos para obtener la ayuda del SEPE

La llamada Renta Activa de Inserción de 500 euros requiere que las personas que la soliciten cumplan con una serie de requisitos, entre los que se cuentan los siguientes:

  • Figurar como demandante de empleo o no tener trabajo en este momento.
  • No superar los 65 años de edad.
  • No tener ingresos superiores a 486,45 euros mensuales por causas como rentas de inmuebles.
  • Que el total de ingresos familiares dividido entre los miembros de la familia no supere esa misma cantidad de 486,56 euros.
  • No haber recibido ninguna ayuda de Renta Activa de Inserción en los últimos 365 días ni haber sido beneficiaria en tres convocatorias anteriores, ya que cada ciudadano español tiene derecho a recibir esta ayuda ese número máximo de veces.

Estas dos herramientas se suman a otros esfuerzos económicos de la administración, como las ayudas para la dependencia, que comenzaron a dar visibilidad a estos perfiles invisibles, pero sin los que la sociedad española no podría avanzar, así como para mejorar los cuidados de las personas que necesitan la ayuda de otros para tener una vida digna.

Etiquetas