Modelo contrato empleada de hogar por horas

Conocer el modelo de contrato de empleada del hogar por horas es algo esencial tanto para quienes van a actuar como empleadores como para el personal que va a ser contratado. La legislación laboral da ahora una mayor protección a los trabajadores de este sector e impone la celebración de un contrato y la correspondiente alta en la Seguridad Social.

Vamos a analizar en qué situaciones hay que celebrar un contrato de este tipo, y veremos un modelo sencillo de contrato laboral para empleadas domésticas que prestan sus servicios por horas.

¿Cuándo se debe celebrar contrato en una relación de servicio doméstico?

La labor del personal que trabaja en casa atendiendo las tareas domésticas, e incluso al cuidado de miembros de la familia como los niños o los adultos mayores, es impagable.

Para muchas personas con problemas de conciliación, gestionar su día a día sería imposible sin la colaboración de estos profesionales. No en vano, se han aprobado ayudas para contratar empleadas de hogar para incentivar el empleo y potenciar la conciliación personal y laboral de quienes necesitan que alguien les eche una mano con sus responsabilidades domésticas.

Quien realiza tareas domésticas entendidas en sentido amplio (limpieza de la casa, plancha, atención a ancianos, cuidado de niños, jardinería, etc.), deben contar con un contrato de trabajo formalizado por escrito. A estos efectos, es indiferente si la jornada es completa o parcial, o si el empleado doméstico acude a su lugar de trabajo uno o varios días a la semana. Tampoco se tiene en cuenta si ese trabajador presta sus servicios en varios domicilios. Si se tiene una empleada doméstica, aunque sea por horas, hay que tenerla contratada legalmente.

Modelo contrato empleada de hogar por horas

Requisitos del contrato de trabajo de empleada de hogar por horas

Como acabamos de señalar, el contrato debe formalizarse por escrito, y cada una de las partes debe guardar una copia firmada. Si falta este requisito, se entenderá que el contrato se ha celebrado con carácter indefinido.

Por otro lado, se puede pactar un período de prueba de hasta dos meses. Una vez finalizado el mismo, el contrato solo podrá finalizar por algunas de las causas previstas legalmente. Por ejemplo, fallecimiento del empleador, por mutuo acuerdo, despido disciplinario, etc.

Existen diferentes modalidades de contratos:

  • Indefinido. No se establece para él una duración concreta en el tiempo. Estará vigente mientras una de las dos partes lo siga deseando.
  • Temporal. Puede darse si hay una necesidad puntual. Por ejemplo, para que la empleada doméstica realice las labores de limpieza tras una reforma en casa.
  • Jornada completa. Implica trabajar una media de 40 horas a la semana.
  • Jornada parcial. Supone trabajar durante un número determinado de horas al día, a la semana, al mes o al año inferior a las que realiza un trabajador con jornada completa.

En función de las necesidades que tenga el empleador, podrá celebrar un contrato u otro, pero siempre deberá hacerse por escrito, registrarse en el SEPE y dar de alta al empleado en la Seguridad Social con el fin de abonar sus cotizaciones.

Modelo de contrato de empleada de hogar por horas

Estos son los datos que deben figurar obligatoriamente en un contrato de este tipo:

Datos del empleador

Se incluye la identidad del titular del hogar familiar. Es decir, la persona en cuyo domicilio se van a prestar los servicios.

Datos de cuenta de cotización

Antes de contratar, el contratante debe solicitar a la Seguridad Social un código de cuenta de cotización. Este número le identifica como obligado a pagar las cotizaciones de la empleada doméstica.

Datos del trabajador

Se incluyen datos esenciales como el nombre completo, el DNI y la fecha de nacimiento. Un dato que no puede faltar en ningún caso es el número de la Seguridad Social de la persona contratada.

Cláusulas del contrato

En este apartado se da libertad a las partes a la hora de afrontar la redacción, pero hay una serie de cuestiones que son esenciales:

  • En concepto de qué se hace la contratación. Lo que implica señalar que el puesto ocupado por el trabajador será el de empleado doméstico.
  • Lugar de prestación del servicio.
  • Duración del contrato. Si es temporal o indefinido.
  • Jornada completa o parcial. 
  • Duración del período de prueba (en caso de haberlo).
  • Salario del empleado, que en ningún caso puede estar por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI). Si es un trabajo a jornada parcial, el salario no podrá ser inferior a la parte proporcional del SMI. Se abonan, además, las correspondientes pagas extraordinarias.
  • Duración de las vacaciones. Estableciéndose un mínimo de 30 días por año natural trabajado.

En el caso concreto de las empleadas domésticas, existe lo que se conoce como horas de presencia. Este es un tiempo en el cual las empleadas no están trabajando de forma efectiva, pero están disponibles para ello dentro o fuera del hogar.

Por imperativo legal, las horas de presencia no pueden exceder de 20 a la semana y se abonarán al mismo precio que la hora ordinaria de trabajo. Como excepción, se puede superar este límite si se pacta su compensación por descanso. En cualquier caso, estas cuestiones también deben quedar recogidas en el contrato.

 

El modelo de contrato de empleada de hogar por horas es sencillo, pero resulta más que suficiente para fijar los derechos y obligaciones de ambas partes. Si quieres formarte para trabajar en el campo del servicio y el cuidado doméstico, o necesitas un empleado de la máxima confianza, estamos a tu disposición. Contáctanos y veremos cómo podemos ayudarte.

Etiquetas